Google

REVIVIR

La vida está llena de regalos. Cada día en si, es una sorpresa. Cada noche que pasa es un agradecimiento por seguir en este mundo. Cada instante que respiramos, y sentimos nuestro corazón latir, y nuestros pulmones inflarse de ganas de recibir más, es un momento irrepetible. Cada día es una oportunidad más de dar nuestra luz en este lugar en donde estamos. De brillar, de hacer algo por nosotros, y regalarnos esa locura bonita de ayudar a alguien más. La vida es eso y más de lo que aun nos negamos a ver. Vivimos sin vivir, y solo hasta ese preciso momento en que la misma vida nos enseña a realmente revivirla, es que nos damos cuenta que vivir vale la pena. Siempre será tarde para negarnos la oportunidad de revivir, y simplemente V I V I R hasta el final. 

IMG_2233

Dispuesta a recibirlo todo. Sapzurro. Choco. Colombia. 2016

He pensado mucho como (re) iniciar este blog. Han sido muchas las palabras, los momentos, las personas que se me han venido a la mente para mover de nuevo este espacio que tanto me sigue dando. Estuve tan sólo unos meses desconectada del mundo (digital), y la verdad, lo recomiendo. Un momento de limpieza, de dejar ir, de soltar y de darle la bienvenida a nuevas cosas siempre viene bien. Fue una desconexión voluntaria, luego de una desconexión obligada. Esta vez mi salud fue (y seguirá siendo) la protagonista de mi vida. Hace 2 meses recibí uno de esos regalos que no te esperas abrir, y que hoy valoras como si fuera el único que te queda para seguir abriendo los ojos cada día.

Ahora más que nunca quiero ayudar a alguien. Tal vez seas tú, o alguien que conozcas. Quiero usar este espacio para decirte que no estás sol@, hoy soy yo quien estoy reviviendo, mañana no sabemos quien pueda ser. Tengo 33 años, y no es casualidad que en la mitad de mi vida reciba esto, aun me queda mucho camino por recorrer… Todo inició con un Herpes Zoster que apareció como una pequeña ampolla en mi cuello cuando estaba en medio de una reunión de trabajo. Para mí la palabra “Herpes” era sinónimo de transmisión sexual. Nunca imaginé todo lo que tenía implícito. Nadie esta exento de esto. De repente mi cuello empezó a brotarse, y desde ese día y hasta hoy el dolor no se ha ido de mi cuerpo. Tengo una Neuropatia PostHerpetica que me acompañará por un buen tiempo.

image1

El paso del “Alacran”. Herpes Zoster. 2017

Como si todo hubiera estado escrito, a los dos días de haber llegado a Colombia para pasar tan sólo una semana, se muere mi abuelo materno, y mi viaje de regreso a México se empezó a postergar. El Herpes siguió expandiéndose, el dolor aumentaba. Las pocas defensas de mi cuerpo estaban tratando de darlo todo, pero la debilidad me ganó, y terminé en la clínica hospitalizada por 15 días (gracias a la Fundación Santafé y todo su equipo médico por lo que hicieron por mi). El dolor seguía, noches sin poder dormir, y aun a la espera de un posible diagnóstico de una reactivación de una enfermedad autoinmune.

image2

La mano de Dios inyectándome fuerza. Bogotá. 2017.

3 semanas de recuperación en casa, junto a mis padres (esos mismos hippies que tanto amo, y agradezco tener a mi lado). El dolor seguía, no tenía los opioides y la morfina por la intravenosa que me ayudaron a estar drogada 15 días y no sentir el dolor de verdad. Me negué a tomar antidepresivos para la Neuropatía, y me propuse darle la pelea al dolor con terapias alternativas (acupuntura, homeopatia, marihuana…), y funcionó. Sin embargo, la enfermedad autoinmune seguía sin tener nombre y apellido. Primer diagnóstico: Debía iniciar una quimioterapia para frenar “eso” que mi propio cuerpo me estaba atacando. No entendía en qué momento mi viaje de una semana se me había convertido en este gran viaje… Mientras mi madre escuchaba a la reumatologa sobre los efectos de la quimioterapia, mi cabeza paró por un instante y empezó a darle la bienvenida al significado de REVIVIR. Salí del consultorio y le grité al mundo con lagrimas todo mi dolor… y sí, también soy vulnerable 🙁

Con el dolor de mi alma, tuve que abandonar mi trabajo en Sistema B por unos meses (agradecimiento infinito a mis queridos compañeros, por darme de nuevo la oportunidad de sanarme para estar con ustedes); con el mismo dolor tuve que separarme de mi pareja (GRACIAS se queda corto para contarle al mundo, el valor que tienes en mi vida), y con el mismo dolor afrontar este sacudón que no me esperaba en uno de los mejores momentos de mi vida. Llegó la hora de pensar únicamente en mi. Atrás dejé personas, situaciones y momentos que no quise meter en este nuevo equipaje. Primer aprendizaje: Dejar ir. Dejé ir el materialismo, el ego, el futuro…, y le di la oportunidad a Dejar entrar en mi vida el minimalismo, la sencillez, el presente, y personas, que siempre estuvieron y justo me acompañaron con altruismo y compasión. Gracias infinitas a TODOS los que me siguen dando un empujón para salir de esto (la lista es enorme, pero sé que cada uno sabe quien es. Los llevo conmigo siempre).

image3

Tarjeta de bienvenida mexicana. ¡Gracias! México. 2017

La montaña rusa de mi salud no termina. Luego de muchos exámanes, de varios diagnósticos, mi enfermedad tiene nombre propio y ya sé contra quien debo pelear y ganarle la batalla cueste lo que me cueste. Tengo Esclerosis Sistemica, o Escleroderma. Una enfermedad inmune crónica, que no tiene cura (acá entre nos, para mí sí). Ataca el pulmón, el riñón, el corazón y la piel. Ahora mismo mi pulmón está un poco afectado, y hay dolores articulares. He bajado de peso, y se ma ha caído el pelo, pero nada que me impida luchar contra esto. Siempre es hoy para revivir. Ahora, más que nunca estoy decidida a darlo todo. Tengo a mis padres y a mi hermano que sienten a mi lado todo lo que vivo, y me apoyan hasta donde sea necesario. Tengo una pareja que me inyecta optimismo y amor sobre todas las cosas. Tengo la fuerza de siempre, que de nuevo estoy recuperando para continuar con mi vida. Si me preguntas que me haría feliz porque si, mi única respuesta es REVIVIR, quiero vivir cada día como nunca antes. Vivir de nuevo, renacer y darme el chance de vivir de otra forma, quiero ganar esta pelea e ir hasta donde tenga que ir para estar y sentirme SANA.

Si conoces de alguien que tenga esta enfermedad, no dudes en invitarl@ a este espacio. Quiero dar apoyo y siempre estar dispuesta a recibirlo. 

 

Comments
  1. 6 meses ago
  2. 6 meses ago
    • 6 meses ago
  3. 6 meses ago
    • 6 meses ago
  4. 6 meses ago
    • 6 meses ago

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: