Google

EMIGRANDO A LOS TREINTA Y TANTOS

Los años existen, es una realidad. La edad no, es efímera. Los años nos hacen las personas que somos día a día, y son los mismos que nos mejoran, o nos empeoran. Nos enseñan a ser estando. Por eso no hay momento ideal para hacer lo que queremos. Lo ideal es hacer que el momento sea, tengamos los años que tengamos. Siempre será nuestro momento. Simplemente, algunas veces nos caemos más, y otras menos. Algunas veces aprendemos de ello, y somos más conscientes de lo otro. Somos humanos, y la capacidad de salir de nuestra guarida, y de arriesgarnos para aterrizar en otro lugar, y empezar de cero a construir y a adaptarnos a lo nuevo, se hace más fuerte y más intenso. Y es acá donde ser Felices Porque Sí, se nos convierte en un recurso vivo fuera de nuestro lugar de origen.  

FPQS Emigrar 30

Amor a primera vista. Ciudad de México.

Hace un mes salí de mi país, (acá te recuerdo porqué lo hice), de ese mismo que me vio nacer hace unos treinta y tantos años. Hace un mes tomé la decisión de dejarlo todo por apostarle al amor. Al amor a mi, a lo que siempre había querido hacer. Al amor que me da a diario un hombre que decidió arriesgarse y acompañarme en este camino. Al amor a mi trabajo, y levantarme todos los días con ganas de hacer lo que hago, y de pertenecer a una empresa con propósito social. Hace un mes, esta treintañera compró un día cualquiera un tíquete sin fecha de regreso, hizo de nuevo maletas, metió sus recuerdos de viajes, de personas, de momentos en una caja de cartón, y cerró la puerta de su apartamento de soltera para emigrar de nuevo a un país que nunca imaginaba vivir como inmigrante.

No es lo mismo salir de tu país a los 18 (me fui a República Dominicana), tampoco a los 25 (me fui a España), y mucho menos a los 33 (me fui a México). 3 momentos distintos, 3 espacios para renacer, para conocerte, reconocerte y volverte a conocer. A los 18 años estas descubriendo el mundo exterior, mientras dejas de lado el interior, pruebas todo, no hay mucho miedo, tampoco dinero, lo que importa es abrir los ojos y darte cuenta que te quieres comer el mundo. A los 25 años, estas preguntándote todo lo que haces, si está bien, si está mal, ya no hay tanta pasión, hay más razón, y un poco más de miedo por los 30 que vienen, te cuestionas, se vive intensamente pero con la mente intensa. A los 33, entras en la etapa del aprendizaje. Estas más evolucionado, ya no cometes los mismos errores, básicamente porque no quieres volver a comer tanta mierda. Se vive con la locura de los 18, y con la premura de los 25. Se vive más y mejor. Por eso, hacer maletas y dejar tu país para iniciar una nueva vida y adaptarte a un lugar en el  que nunca antes habías estado resulta mucho más fácil, es el premio merecido al haberte arriesgado, haberte caído, y haber aprendido.

FPQS Emigrar 301

Apacheta que me encontré al meditar. “Son los viajeros quienes piden que se aparten las desgracias (chiknis) de su camino para seguir el viaje con salud y tranquilidad”. Desierto de los leones. México.

10 consejos para sobrevivir como emigrante de Treinta y tantos…

  1. Conéctate y equipate con buen wifi, y buena señal en la calle. La tecnologia es tu nuevo mejor amigo para compartir y decirle al mundo “Hola”
  2. Agéndate un espacio semanal en Skype con tu familia y tus amigos. Son tu recarga de amor y de valor.
  3. Cerciorate de comprar un seguro médico internacional desde el minuto cero. Ya no tenemos 18 años…
  4. Haz deporte (pero NO al aire libre). Metete a un gimnasio, o cualquier espacio donde conozcas gente. In-door.
  5. Vive los pequeños momentos. Ve a una obra de teatro, un concierto, un restaurante, vive con intensidad pero no lo hagas intenso. La calidad es mejor en los treinta y tantos que la cantidad.
  6. Inscríbete a clase de salsa, de jazz, de flamenco, o de twist. Te diviertes, conoces gente, y quemas esas calorias por ser un buen foodie #RecetasParaSolteros
  7. Metete en todas las redes sociales de expatriados (no mochileros) Redes que te generen contactos que valgan la pena. Yo estoy en estas dos: InterNations y MeetUp, conoces gente y además tienen planes buenísimos.
  8. Busca un lugar para vivir que te guste mucho mucho. Ya no estas para compartir habitaciones, ni vivir en hostales. Construye el espacio en donde pasarás, seguro la mayor parte de tu tiempo.
  9. Asiste a eventos gratis relacionados con intereses que te gusten. O si te arriesgas, crea el tuyo. Yo estoy en este: EvenBrite.
  10. No compres nada que te ate al nuevo lugar. No generes nuevos apegos. La vida es de paso, y todo es temporal.

¿Te lo estas pensando? Nunca es tarde para tomar la decisión de dejarlo todo, y emigrar. Menos aun, cuando estás en los treinta`s, cuando ya has experimentado, y ya sabes lo que quieres. Hoy te escribo desde acá, mañana desde cualquier lugar y regalo del mundo. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: